Rodrigo González y su "nuevo debut en el básquet"

Publicado el día 9/28/2018 12:00:00 AM

Por Lucio Orlando

El asistente de entrenador del conjunto de primera de UAI Urquiza habla sobre sus inicios en el banco tras su carrera cómo jugador y el debut cómo director técnico  

 

“Es una mezcla de nervios y ansiedad. Siento que es un nuevo debut en el basquet para mi. Es algo nuevo para mi estar a cargo de un equipo a este nivel con expectativas y donde se juega por los puntos enserio”, expresa Rodrigo González, asistente de entrenador del plantel de básquet de primera de UAI Urquiza rodeado de un montón de hojas, planillas y estadísticas que hoy cobran una importancia aún mayor.

 

Por primera vez en su corta carrera de veintidós partidos en el banco de suplentes del Furgón, el asistente técnico deberá asumir la responsabilidad de dirigir al equipo ante la ausencia de su entrenador E. Nepomnaschy. “Espero que salga lo mejor y nos podamos quedar con el triunfo”, continua Rodrigo, que tiene presente la importancia de cada uno de los partidos que quedan para lograr la clasificación a los playoffs de la Copa Metropolitana.
 
¿Cuál fue el momento que pensaste que tu carrera cómo jugador había terminado?

 

- Yo empecé a dejar el básquet en el 2011, después de ascender con Temperley. Ahí me di cuenta que ya no me daba para competir al nivel que yo quería jugar. Después intente volver a jugar en un par de ocasiones pero ya en 2015 no di la talla cómo yo quería darla en el club Talleres y decidí dejar definitivamente.

 

¿Cómo se dio el paso de las canchas a formar parte del cuerpo técnico del Furgón?

 

- Arranque a jugar el torneo ABA, una asociación de básquet paralela a  FeBaMBA, en un equipo con la dirección de Esteban Nepomnaschy, actual entrenador de UAI Urquiza.
Durante este tiempo hubo un par de ocasiones donde el no pudo venir y justo coincidió con una lesión mía  bastante importante de la espalda y me ofrecí para dirigir al equipo.

 

La verdad que lo hice bastante bien; me sentí bastante cómodo y me gusto la parte táctica de dirigir. Esto lo hablé con Esteban cuando todavía manteníamos una relación de jugador y entrenador y en febrero de este año, me mandó un mensaje diciendo “Te espero a las 20:00 en Villa Mitre para arrancar la pretemporada”. Así, de sopetón, me invitó a formar parte de este proyecto y me permitió unirme al cuerpo técnico del equipo.

 

¿Crees que existen grandes diferencias a la hora de dirigir entre Esteban y vos?

 

- Recién estoy empezando a formar mi persona en esto. Estoy tratando de ser una esponja y aprender todo lo que pueda. La verdad es que vemos el basquet de una forma muy parecida. La única diferencia que noto es que el lo ve de una forma más vertiginosa que yo pero no deja de ser súper enriquecedor y un estilo que da resultados. En la parte de decisiones, lo vemos bastante parecido también. las decisiones que tomamos están bastante alineadas y en eso somos muy parecidos.

 

¿Cuales eran tus expectativas para la temporada?

 

- A nivel personal, eran aprender todo lo posible y empezar a sumar experiencias en diferentes situaciones y vivencias para seguir mejorando en mi rol.
Pasando a las expectativas cómo equipo, pensábamos que iba a ser un año de transición por todos los cambios que hubo en el plantel en relación a la temporada pasada. La verdad es que ambas fueron superadas con creces porque logramos formar un gran plantel que está teniendo un excelente torneo.  

 

¿Te animas a dar un pronóstico para el partido de hoy?

 

- (Se ríe) Prefiero guardarme para mi eso y no hacer comentario para no quemar al equipo.