Todo empieza en el mini básquet

Publicado el día 2/10/2018 12:00:00 AM

Por Lucio Orlando

Cuando pensamos en el básquet de UAI Urquiza recordamos los trofeos, las numerosas finales y una gran cantidad de jugadores con gran nivel y un mayor potencial.

Lo que es difícil acordarse es lo que permite a los planteles de primera e inferiores participar y ganar estos torneos. Estos son las categorías de Mini-Básquet del Furgón, que representan un gran semillero de jugadores para las categorías mayores.

El encargado de entrenar y dirigir a los más pequeños del club es Horacio Heredia. De Villaguay, Entre Ríos, Horacio entrena al furgón desde que este incorporó a sus inferiores al club “Jugar Pampas”.

Cuando arrancó el Proyecto de UAI Urquiza ¿Cuál era la visión que se mantenía con respecto a esta nueva etapa?

Principalmente, la idea era brindarle a UAI Urquiza de las categorías inferiores para que la primera pueda continuar con su propio proyecto. Nosotros veníamos de “Jugar Pampas” pero no contábamos con la infraestructura necesaria para poder seguir desarrollando nuestro equipo, por lo que la propuesta fue una gran oportunidad para ambas partes.

¿Cómo se fue desarrollando el proyecto a medida que fueron pasando los años?

Nosotros continuamos con la misma filosofía que contábamos anteriormente: seguimos reclutando chicos de las cercanías del club para ir formando los planteles de las diferentes categorías.

El comienzo fue muy duro. Nos faltaban muchos chicos para formar las categorías, pero con mucho trabajo fuimos consiguiendo nuevos jugadores.

Con los nuevos chicos que fueron ingresando y los que ya jugaban para nuestro club anterior, logramos construir una buena base para dar inicio a esta nueva aventura.

¿Cuáles son las principales diferencias de cuando arrancaron al hoy en día?

La principal diferencia es la evolución de los chicos que entrenamos. No solo les hemos enseñado la parte técnica del básquet, sino que también pudimos mostrarles los valores que te educa el deporte.

Que los chicos aprendan a trabajar en equipo, ser buenos compañeros y que se diviertan jugando, dentro y fuera de la cancha, es más importante para nosotros que la técnica en sí.

Los frutos de años de trabajo en estas categorías dieron sus frutos el año pasado cuando las todas las categorías inferiores se consagraron campeón. ¿Cómo te sentís vos al ver estos resultados?

Fue algo muy lindo porque, en la mayoría de los casos, los planteles estaban integrados por chicos que arrancaron conmigo. Es algo que me llena de orgullo, no solo porque en algún momento los entrene yo, sino que también por los chicos en sí. Verlos trabajar todo el anio para lograr su objetivo y poder cumplirlo fue gratificante para mí y Héctor Stachiotti, DT de las inferiores.

¿Cuáles son los objetivos por cumplir este año?

Mini-Básquet tiene una particularidad que la diferencia del resto de las categorías y es que se siente que todos los años empezás de cero. A esto me refiero que hay muchos chicos que dejan de jugar y seguís buscando nuevos jugadores varios meses después de haber empezado el torneo.

Por lo que nuestro objetivo, nuevamente, es reconstruir los equipos y lograr que los chicos se diviertan y aprendan para que algún día puedan contribuir en las categorías de más arriba.