Rocío Bueno: "UAI Urquiza te abre un montón de puertas"

Publicado el día 22/05/2020

La delantera del Furgón contó cómo está invirtiendo el tiempo del aislamiento, recordó su llegada al club y hasta se animó a contar algunas anécdotas con el plantel.

Ya finalizado el torneo, el conjunto de Germán Portanova centra sus objetivos en el 2021 y el cuerpo técnico comenzó a armar los planes de cara al siguiente campeonato. En el caso particular de Rocío Bueno, ella expresó sus primeras sensaciones tras la decisión de finalizar la competencia en lugar de disputar los partidos restantes. "No lo veo correcto. ¿Qué hubiera pasado si nosotras estábamos primeras? No nos íbamos a quejar, pero el resto de los equipos sí. El gran problema es que dieron por terminado el torneo en la Fase Clasificatoria, no en la Campeonato; tampoco veo bien que se hayan quitado los descensos en la categoría de los varones. Creo que se podría haber hecho algo más, como armar un grupo con los primeros seis o los primeros cuatro 'a cara de perro', como se dice", señaló la exjugadora de Boca. 

Con respecto a la cuarentena, la delantera de UAI Urquiza relató qué actividades está realizando para pasar el tiempo en la comodidad de su hogar: "En casa pude terminar algunos libros como El Principito o El Diario de Ana Frank, que no los había terminado. También empecé a estudiar italiano, portugués e inglés con algunas compañeras, porque en Agremiados tenemos algunos cursos para hacer. Después en cuanto a las series no estoy viendo ninguna; Karen (Vénica) me había recomendado Grey's Anatomy y desde la Libertadores hasta poco antes de la cuarentena me vi 15 temporadas".

A pesar de la distancia, el plantel femenino del Furgón realiza reuniones por la aplicación Zoom para llevar a cabo los entrenamientos, analizar partidos y compartir un rato entre todas junto al cuerpo técnico. Rocío reveló detalles íntimos del grupo y de su propio estado de ánimo en el encierro: "Caponetto sigue el triple de intenso y Germán el cuádruple, ja. Están desesperado porque, al no vernos, no saben quienes están haciendo las cosas y quién no. Las primeras semanas yo estaba re emocionada, pero en las últimas estoy entrenando con otro ánimo. El tema de la finalización del torneo y las especulaciones me bajoneó un poco, aunque trato de que no me afecte porque de acá hasta que arranque el campeonato siguiente falta mucho. Extraño más entrenar en una cancha que trabajar o estudiar".

En lo futbolístico, Bueno reconoció que fue un torneo con muchos cambios en el equipo y en el rendimiento del mismo. Además, la futbolista valoró el trabajo que realiza su entrenador en el día a día junto al grupo. "El torneo fue una transición con muchas bajas y caras nuevas que no pudieron debutar. Hubo que amoldarse a los cambios, a los distintos modelos de juego y a los rivales. Germán (Portanova) nos da las herramientas para buscarnos otras posiciones en la cancha y te convence de eso. El ejemplo más claro es de Sofía Schell, que no era 3, pero hoy juega tremendo, tira centros de zurda cuando es derecha, patea al arco y demás", exclamó eufórica la oriunda de Mechita.

La delantera del conjunto de Villa Lynch finalizó el Torneo de Primera A de AFA con 9 partidos jugados y 2 goles en su cuenta particular. Rocío comentó un poco acerca de cómo fue su llegada al club y el rol que ocupa hoy en el plantel: "Cuando me fui de Boca, vine a UAI Urquiza sabiendo que estaba Belén (Potassa) y que iba a ser complicado, pero bueno, yo también tengo lo mío y quería demostrar todo lo que sabía. Con respecto a la posición, con Germán no existe el 9 de área; hay que correr, correr y correr. Te pide bajar hasta la mitad de la cancha, o a veces más, y si tenes que llegar al gol, lo tenes que hacer. Es un gran sacrificio, pero no me molesta. Yo estoy dispuesta a ir a apoyar una pelota en el círculo central y que el gol lo haga otra compañera; casi ningún delantero te dice algo así. Con tal de ganar, que lo haga cualquiera. Es lo único que quiero".

La actual jugadora del Furgón también destacó el trato institucional que recibió desde su arribo a Villa Lynch, destacando otros puntos fuertes además del fútbol: "Muchos me preguntaron por qué dejé Boca, pero yo pensé en progresar y tener un futuro. Yo vine a UAI Urquiza porque me dio la posibilidad de estudiar y trabajar; tomé la decisión correcta en venir. Hace un año tuve una lesión grave en la rodilla y el club se portó muy bien conmigo; quizás no volvía de esa operación y se terminaba mi carrera, pero estuvieron ahí. Hoy sigo estudiando y, si termino, puedo empezar otra carrera porque acá me dan esa posibilidad. UAI Urquiza te abre un montón de puertas e intento decirle a mis compañeras que terminen sus estudios y le saquen provecho a esta oportunidad".