Los 100 días de Las Guerreras

Publicado el día 15/07/2020

El plantel femenino de UAI Urquiza superó los 100 días de trabajo durante el aislamiento social, preventivo y obligatorio, donde las planificaciones fueron cambiando constantemente por el contexto. Desde la preparación para el campeonato hasta el rearmado del grupo de cara al 2021, todo en el siguiente informe.

El Furgón continúa con su sesión de entrenamiento desde los respectivos hogares de las futbolistas, mientras asoman tiempos de cambio en el equipo. El conjunto de Villa Lynch se presentó oficialmente por última vez el lunes 16 de marzo en la Ciudad Deportiva de San Lorenzo, en un empate 2 a 2 ante las Santitas por la 17ma fecha de la Fase Clasificatoria del Campeonato de Primera A de AFA. El viernes siguiente, el Presidente de la Nación, Alberto Fernández, decretó la cuarentena obligatoria en todo el territorio argentino como medida preventiva por la pandemia de coronavirus, dejando en pausa las actividades deportivas entre otros rubros más.

 
Germán Portanova, DT de Las Guerreras, se refirió al trayecto que recorrió el plantel durante los más de 100 días de aislamiento y lo relató de forma estructurada: “La cuarentena la divido en tres etapas. Al principio entrenábamos todos los días, perfilándonos hacia el torneo definitorio que iba a determinar el campeón y el cupo de la Libertadores. En ese momento hicimos muchas charlas técnicas sobre los rivales, sobre nuestro equipo y también trabajamos la parte física, como siempre. Creíamos que en breve íbamos a volver a la competencia y nuestra intención fue mantener una base en la parte corporal. Cuando la AFA determinó la finalización del campeonato fuimos mermando los entrenamientos, pero incorporamos otro tipo de charlas con la nutricionista, el doctor o el kinesiólogo”.

“La segunda etapa fue triste y feliz al mismo tiempo" expresó el entrenador. "Triste porque el plantel se desmanteló, pero estoy feliz porque la mayoría de las jugadoras fueron a cumplir uno de sus sueños, que es jugar en Europa. Creo que se terminó un ciclo de un montón de futbolistas que quedaron en la historia del club. Hay un antes y un después de esto que comenzó en el 2014, cuando había una gran diferencia entre nosotros y los equipos grandes. Gracias a la institución y al trabajo, hemos logrado tener sólidos cimientos en cuanto a nuestro juego y también hemos conseguidos campeonatos. El verdadero éxito de este proceso, el cual me da orgullo y felicidad, es el crecimiento de las jugadoras. Desde Europa se han fijado en ellas y recuerdo que nadie imaginaba esto cuando comenzó la gestión. Sin el club y sin las futbolistas, todo esto no hubiera sido posible” destacó Portanova, recordando con nostalgia el proceso de transformación que lidera desde el banco hace 6 años con Las Guerreras.

En su epílogo, el DT del Furgón apuntó hacia el futuro con mucha ilusión, dejando las intenciones claras en la formación de futbolistas y la obsesión por mantener el nivel de juego que caracteriza a UAI Urquiza desde hace años. “La última etapa es la que estamos atravesando ahora, reconstruyendo el plantel de cara a la próxima temporada. El proyecto del club apunta a desarrollar gente joven alrededor de un equipo que entienda lo que quiero como idea de juego. Creo que estamos en la fase final de la cuarentena, rearmando todo para el 2021; creemos que tenemos tiempo y para ello se requiere paciencia. Queremos traer jugadoras con buen pie para poder desplegar el juego que venimos haciendo y, con la ayuda de todos, esperamos tener un equipo protagonista que se plante en todas las canchas. Es un lindo desafío para mí” concluyó Germán, en referencia al reto de poder lograr un buen funcionamiento colectivo con nuevas caras en el plantel.

Desde la parte física, el equipo se entreno de lunes a viernes bajo las instrucciones de Franco Caponetto, el preparador físico.  Dentro de la rutina, se viene realizando un circuito intermitente muscular, “un método que combina lo aeróbico con la fuerza, que intenta llegar al cansancio de cuarenta y cinco minutos de un partido, sacando el cansancio neural”. Todo lo realizado en estos más de cien días fue teniendo en cuenta el espacio y las posibilidades de cada jugadora, dependiendo también de su lugar de residencia, considerando que no todas pueden realizar trabajos al aire libre. “Creo que lo más difícil es motivar y hacer que a las futbolistas les guste hacer los trabajos físicos. Por ahora lo venimos logrando, venimos con asistencia perfecta”, aseguró el Profe y agregó que “las jugadoras están muy bien, contentas, muy motivadas y con muchas ganas de arrancar”.

Además, el plantel tuvo el aporte del resto de los integrantes del cuerpo técnico y médico del Furgón; desde reuniones y charlas constantes con la nutricionista Oriana Napoli, hasta la participación de Eduardo Rossi (ayudante de campo), el doctor Eduardo Kreimer y el kinesiólogo Sebastián Gomez.

 Más información de fútbol femenino

- Ariana Álvarez: "Vengo a crecer y sumarle lo mejor de mí al equipo"

- El cuerpo técnico de Las Guerreras participó en un seminario de fútbol femenino

- Germán Portanova: "Mi intención fue desarrollar un juego vistoso que atrapara a la gente a ver el fútbol femenino"

- Franco Caponetto: "Este grupo vuelve a su ritmo bastante rápido"

- Oriana Napoli: "Ahora se trata de acompañar más que de exigir"